martes, 13 de junio de 2017

3,664 días

“… ¡ay! Corazón que te vas
Para nunca volver,
No me digas adiós,
No te despidas de mí,
Si no quieres saber
De la ausencia del dolor...”

Estaba más que jodido ese día en el trabajo, eran apenas las 11 am y yo ya quería mandar todo el carajo hasta cuando recibí una llamada de casa, era la señora de limpieza diciendo que me había llegado una notificación que tenía una carta en correos postales, le agradecí la llamada y seguí quejándome, se me hacía raro ya que las facturas llegaban vía correo electrónico, me dejo con cierta incertidumbre, así que a la hora de la comida salí rumbo a correos postales para quitarme esa duda, al llegar el tiempo fue eterno como es costumbre y eso que ya no tienen tanto trabajo, cuando por fin me dieron la carta, traía el nombre de una persona que no conocía pero la letra se me hacía conocida, de pronto sin abrirla me salí y tome rumbo a casa, quería recordar el nombre de la persona que venía de remitente, pero no logre recordar, llegue a casa y destape una cerveza que aún quedaba en el refri y abrí la carta, cuando empecé a leer “Querido Kru…” escupí la cerveza que tenía en la boca, por fin la recordé cuando leí esas palabras y me dio el aroma de su perfume “¡Puta madre!” se me salió una lagrima al recordarla, en fin la carta decía que iba a ir al pueblo donde nos conocimos, ah y también se disculpaba por utilizar otro nombre de remitente. Por la demora del sistema de correos y porque nunca estaba en casa tenía 12 días que ella había enviado la carta y el Sábado es cuando ella llegaba al pueblo, encendí un cigarrillo y empecé a recordar.

Estaba en la universidad estudiando contaduría cuando mi mejor amigo me dijo que se iba a casar a fin de año en el pueblo de su novia y que le gustaría que yo fuera padrino de anillos, obvio no pude negarme y partimos 5 días antes de la boda, el camino era largo no existían las autopistas que existen hoy en día y la carretera federal estaba super jodida, llevábamos una camioneta con muchas cosas para la boda, paso por mí a las 4 de la madrugada porque nos esperaban 10 horas de camino, en Atlacomulco pasamos a tomar un café y a comer una barbacoa que no se si fue por el hambre que tenía pero era deliciosa, después paramos en Morelia a un pollo a la naranja y de ahí paramos en Uruapan porque la camioneta se estaba calentando, duramos ahí una hora en lo que enfriaba la camioneta, llegamos al pueblo donde iba hacer la fiesta, se llamaba Parácuaro y hacía un calor terrible, me sentía un poco sofocado, dejamos la camioneta en casa de los que iban a ser sus suegros, solo tomamos nuestras maletas y las llaves de una casa que le prestaron como a 4 calles de ahí, después me propuso ir a nadar un rato y fuimos a un pequeño estanque donde nacía el agua y la gente ahí nadaba, el agua era realmente fría, después nos fuimos a cambiar y bajamos a la plaza a tomar unas cervezas, ahí llegaron amigos de él para seguir tomando y uno de ellos nos propuso ir a cazar unas iguanas al otro día para festejar sus últimos días de soltero de mi amigo. Nos pararon a las 9 am y en una camioneta pasaron por nosotros, traían rifles .22 y morrales donde traían “tancitaro” que es un destilado de caña, cazamos varias iguanas y las hicieron en un pequeño lago como a las 4pm estábamos comiendo caldo de iguana con camarón y bagre, los cartones iban desfilando muy rápido y ya estábamos conectando la borrachera que empezamos en el cerro cazando las iguanas, me sorprendía porque había algo de gente en ese lago varias camionetas con música a un volumen muy alto, nos marchamos como a las 20:30 horas, nos fuimos a bañar y bajamos de nuevo a la plaza, ahí se acercaron otro amigos de él que venían con unas chavas como de nuestra edad más o menos, ahí fue cuando me presentaron a Karina, una chava de estatura un poco más alta de la media, los jeans le marcaban unas nalgas que hacían proporción a sus tetas, su cara era hermosa, bueno no me fie mucho en ese momento por mi estado de embriaguez, platique con ella bastante tiempo hasta cuando los que estaban ahí dijeron que ya era hora de marcharse, hicimos la promesa de vernos hasta el día de la boda, yo me quede enamorado de esa chava, mi amigo me hizo burla como es costumbre y más porque mi sonrisa de enamorado no hacia juego con mi cara de malo.

Los siguientes días pasaron muy lento a pesar de que concluimos con todos los preparativos de la boda y por fin llegó el domingo, la casa que le habían prestado era un caos con su familia, todos corriendo de un lado para otro y yo solo ayudando en lo que se podía, dijeron que a las 6 estuviéramos en la iglesia y como reloj ingles estuvimos 15 minutos antes de la hora, mi amigo estaba con su mamá y su papá, yo a unos metros de ellos comiendo una paleta de changunga para mitigar el terrible calor que hacía y más nosotros con traje, pasadas las 6 se escuchó una banda tocando y mucha bulla, en la esquina norte de la plaza venia la novia de mi amigo con la banda tocando y gente detrás de ellos, nunca había visto algo así pero bueno la misa paso sin muchos contratiempos y saliendo después de las fotos a fuera de la iglesia partimos a una como bodega que servía como salón improvisado, había muchísima gente y después del vals con la gente y la víbora de la mar, fue cuando vi a Karina de nuevo, casi no la reconocía, en verdad era muy hermosa y eso que traía bastante maquillaje, camine hacia ella solo recuerdo después de saludarnos me dijo “bueno, hueles más rico que la vez que nos conocimos”  yo bastante nervioso solo le dije “es un Bvlgari” y ella empezó a reír, después me enseñó a bailar y nos dimos el primer beso en medio del corrido de “Laurita Garza”, recuerdo bien, la tenía agarrada de “cartoncito de cervezas” bailando y para platicar nos acercábamos demasiado casi mejilla con mejilla, cuando de pronto no sé porque se me ocurrió, cerré los ojos y le di un beso en la boca, lo bueno fue que me correspondió el beso, yo perdí toda noción de tiempo y espacio en ese beso, cuando reaccione solo escuchaba “de la bolsa de su abrigo saco una escuadra cortita, con ella le dio seis tiros luego se mató Laurita” bailamos un par de canciones y cuando termino la canción “Mi ranchito” paso una niña para decirle que ya se iban a ir, le insistí un poco pero no se quedó, me dijo que vivía en un rancho como a media hora de ahí pero que quizás pronto nos volveríamos a ver, yo me quede con esa ilusión y con el último beso que me dio en medio de esa multitud que bailaba, después la vi caminar mientras volteaba hacia atrás y se me quedaba viendo mientras me sonreía.

Acabo la fiesta ya al amanecer y me pidió mi amigo si podía llevar a su esposa y a él a Morelia porque iban a salir para Acapulco, me fui en el auto de su papá a la casa donde nos prestaron y saque su maleta, después llegue a la casa donde habíamos dejado la camioneta y pedí la maleta de ella, pase por ellos a la bodega y tomamos rumbo a Morelia, de ahí los deje en el aeropuerto y me pidió que si podía llevarme la camioneta de regreso al distrito federal, no pude negarme, me apure un poco porque su familia salía al siguiente día e iban a necesitar el auto, al llegar de nuevo al pueblo almorcé “ el recalentado” y me dormí, desperté por ahí de las 20 horas, me bañe y baje un rato a la plaza con la esperanza de ver nuevamente a Karina, pero no fue así, me encontré a sus amigos y estuve tomando con ellos hasta pasadas las 4 am, regrese a la casa y me dormí. No sé si su familia me intento despertar o no, pero cuando desperté por el calor que hacía me encontré una nota de su familia que ya se habían retirado y que no me habían podido despertar, eran las 9 y media de la mañana cuando me bañe y fui a comprar un poco de cloro y fabuloso para hacer el aseo de la casa, me pare en unos tacos de birria y estaba desayunando cuando vi que paso Karina, me apure el taco que me estaba comiendo y pague la cuenta, ni siquiera me espere a que me dieran el cambio, la espere a fuera de la tienda donde se había metido, al salir fue un poema su cara, se puso roja como un tomate, yo solo le sonreí, ella hizo lo propio y le invite de desayunar pero ella dijo que con una paleta era suficiente, pasamos a comprar una paleta de hielo mientras platicábamos en la plaza del pueblo, de vez en cuando ella me robaba algunos besos, al escuchar las campanadas que decían que ya eran las 10 am, ella se paró y dijo que ya era hora de irse, le dije que se quedara un rato más, ya que me iba al siguiente día, esta vez me hizo caso pero me pidió que la acompañara a entregar unas cosas en su camioneta, era una Chevrolet pickup americana de batea larga color rojo con negro ya muy desgastada modelo como 88 más o menos, avanzamos varias calles hasta que empezaron los sembradíos y ahí me pidió que la esperara, saque un cigarrillo y me puse a esperarla, me fume dos en total, después cuando vi que la camioneta venia hacia acá saque unos trident de fresa y los empecé a mascar, ella llego y estaciono la camioneta, empezamos a darnos besos como si el día se fuese acabar, empezamos con caricias traviesas hasta que de pronto un claxon sonó de forma insistente, era el dueño de la parcela que no podía pasar porque la camioneta obstruía la entrada, ya también era hora de despedirnos y ella de la camioneta saco un sobre improvisado y me dijo “no lo abras hasta que llegues a tu casa” asentí, yo solo saque una foto mía que tenía en la cartera y le escribí mi sentir atrás de una nota de compra, nos dimos el último beso y ella se subió a la camioneta de pronto desapareció, yo camine hasta la casa hice el aseo, pase a la casa de los suegros de mi amigo y les pedí la camioneta, diciéndoles que a la mañana siguiente me iba, me dijeron que dejara las llaves enterradas en una maceta y así lo hice al otro día.

Después de 12 horas de camino aunque solo me pare a desayunar pero después  me perdí en la carretera llegue a casa de mi amigo y deje la camioneta, baje mi maleta y me fui en el metro a casa de mis papás, al llegar a casa abrí mi maleta y vi el sobre, traía su perfume (que después me confeso que era el de una prima de ella) y una carta diciendo que era imposible pero que se había enamorado, no había teléfono en su comunidad y si quería estar en contacto con ella le mandara una carta a la dirección que venía ahí y el número de teléfono de la casa, le hice una carta que quizás fue la mejor de mi historia y los datos que me pedía, mande la carta y así paso un poco más de un año, la vi dos veces que vino al distrito federal y una vez que fui al pueblo solo a verla, de ahí desfilaban cartas cada 10 días diciendo cuanto nos queríamos, en alguna mandábamos alguna foto con dedicatoria atrás y la promesa de vernos pronto pero un día dijo que tenía algo muy importante que decirme, le respondí la carta pero no tuve respuesta y de esa carta pasaron 3,664 días hasta hoy que leí su carta, en eso el teléfono sonó y cuando conteste era mi amigo que se escuchaba sospechoso, me invitaba al otro día pasar por mi después del trabajo. Al otro día solo fui al trabajo a entregar unos reportes y para recordarles que mis vacaciones empezaban, le marque a mi amigo y paso a mi casa cerca de las 14 horas, ahí me dijo que iba a ir por su esposa al pueblo porque se había quedado unos días allá después de la cuarentena, lo felicite porque ya era papá y llegamos en 7 horas al pueblo.


Después de saludar a su familia y felicitar a su esposa, me pidió que fuera a comprar unas cervezas a un deposito a unas 3 calles de ahí, después me dijo “no te vayas a tardar” yo agarre los envases y tome el auto de él y en la esquina antes de llegar al depósito la vi a ella, era Karina, estaba con unos kilos más pero se veía mucho mejor, no sabía que hacer así que me baje del auto y la saludé, al ver como sonreía me di cuenta que si me había reconocido, le dije que iba por unas cervezas y elle me dijo que me invitaba a cenar a Apatzingán y a que probara unas micheladas, nos dimos tantos besos en 30 km de distancia que me importaba una mierda las cervezas y la cena hasta que llegamos al local de micheladas, ahí recordé y le marque a mi amigo diciéndole que me iba a demorar un poco porque había agarrado la borrachera y él como que intuía algo porque ni se inmuto, tomamos varias micheladas pero no más que de los besos que nos dimos, ahí se calentó la situación y fuimos a un motel de los que están sobre la carretera, ahí saciamos nuestros bajos instintos como si fuéramos quinceañeros, nadie hubiera creído que teníamos poco más de 10 años sin saber uno del otro, nos dijimos cuanto nos habíamos echado de menos y cuanto nos queríamos, después de una noche barbará como de luna de miel, fuimos a desayunar unas chavindecas y ahí empecé a platicarle todo lo que había pasado en esos 10 años sin saber de ella, hasta que le pregunte porque nunca más me contesto la última carta, se le pusieron los ojos llorosos y de su bolsa saco una foto de nosotros bailando en la boda de mi amigo, tenía una dedicatoria atrás pero no me dejo leerla, después me dijo “Cuando leí tu carta, ya no quise decirte que me iba a ir a Estados Unidos, para que no me esperaras e hicieras tú vida, no quería ser yo quien había huido” pero creo que no dio resultado, me explico que la habían deportado hace un mes y que fue cuando llego a casa de sus papás y releyó las cartas que se animó a enviarme una carta a ver qué pasaba, después reacciono y fue con su prima (que era la esposa de mi amigo) que recién había tenido a su chaval y le contó toda la historia, ella le dijo que haría lo posible para que yo fuera en cuanto antes, pedí un par de chavindecas familiares para llevar y pague la cuenta, tomamos camino de regreso y me pidió que me parara un poco antes de llegar al pueblo conecto su celular al auto y puso la canción de “Laurita Garza” mientras se reía, después me dijo “ya te mande las fotos que tomé ayer cuando estábamos en el motel” después me tomo de la mano y me dio un beso tan grande que el horizonte se veía pequeño…


jueves, 8 de junio de 2017

perdóname, yo también me enamoré

“Hoy mis mentiras veo caer
Que no es verdad que te olvidé
Cómo te atreves a volver”

Me encontraba manejando el tránsito vehicular estaba desastroso como cualquier viernes de quincena en esta ciudad, el termómetro marcaba los 32 grados, eran las 16:45 cuando estaba cantando a pulmón abierto “el borracho y la rancherita” cuando del auto que iba a un lado una mina me dijo “Venga, la canción esta para unas cervezas ¿no?”, yo sentí bastante pena pero total quizás no iba a volver a ver a esa mina, le conteste que se antojaba y más por el calor tan desastroso y que en la siguiente salida había un bar que es muy conocido, ella solo me sonrió y se me metió entre tránsito, empezó a prender su direccional para salir del arroyo vehicular, yo la seguí, pensé que tal la mina iba para algún otro lado, salió en la siguiente salida y yo la seguía atrás de ella, de pronto a 500 metros se metió a la calle, la seguí y se paró enfrente del bar, yo estaba nervioso preguntándome ¿Qué tal y está esperando a otra persona?, dude un poco y cuando intente reaccionar el valet ya me estaba pidiendo las llaves del auto, no me quedó de otra, cuando baje ella estaba aún lado de mi auto, me dio un abrazo como si nos conociéramos, le respondí casi con la misma efusión y después pasamos al bar, pedimos una mesa en el área de fumadores y una cubeta con 6 cervezas, 3 claras y 3 obscuras, fue cuando ella rompió el silencio:

Mina: Perdón, me llamó Andrea pero me dicen Andy
Yo: ¿Qué tal Andy? Yo me llamó Oliver… ¿hace mucho calor no?

Y bueno en ese momento las cervezas fueron desfilando tanto que se convirtió en total en un 18, dos ordenes de cebollitas cambray preparadas, una cajetilla de cigarros, tres ordenes de chicharrones que ella le llamaba “duritos” y una plática tan extraña como Andrea, yo no quise dar muchos datos de mi pero ella se aferraba en profundizar, tuve que  decirle solo una parte de mí, tenía un par de locales que rentaba y estaba por abrir una empresa de limpieza, ella era de Sinaloa pero había llegado hace 6 años a la ciudad para estudiar Contaduría incluso ya iba en el último semestre, vivía con una roomie y estaba trabajando en un despacho de contadores aunque también estaba liberando sus horas de servicio en el gobierno, esa tarde no pasó nada más que intentar conocernos, andaba un poco borracha ya,  lo que hice fue darle un cambio más al valet para que manejara el auto de Andrea y llevarla a su depa que estaba a 2 km del lugar, después al valet yo lo dejaría en el mismo bar, al llegar al edificio metimos el auto donde vivía y nos despedimos de un beso tierno y un poco largo, nos intercambiamos números telefónicos, pase a dejar al valet y me dirigí a mi casa, había algo que me llamaba la atención en Andrea pero no sabía que era, hice el rastreo en redes sociales y en el buscador, la historia concordaba, me sorprendió un poco ver unas imágenes en su Facebook donde ella estaba en Mazatlán y yo aparecía en el fondo de la imagen, fue en el carnaval anterior, después encendí un cigarrillo y me puse a leer “Los hijos de Sánchez” de Oscar Lewis hasta que me quede dormido en el sillón, a las 6 am me despertó mi celular que no paraba de sonar, era Andrea por eso conteste, en si ella no recordaba como había llegado a casa y quería saber, le explique la historia y ella solo disculpaba, quedamos de vernos esa misma noche en un café cercano a su casa.

Llegue a la hora acordada y ella no llegaba, pase al café y le mandaba un mensaje mientras pedía mesa de fumadores y una tizana de frutos rojos, no sé bien que tiempo paso yo estaba escribiendo cuando me sorprendió parada  junto a mi mientras decía “¿y que tanto escribes que no te habías dado cuenta que ya había llegado?” recuerdo bien sonaba “Como te atreves a volver” de Morat cuando ella me dijo eso, me pare a saludarla mientras le decía que tenía un blog y era una entrada nada más, Andrea insistió en leer el escrito, se lo pase, se quedó un impresionada por la historia pero solo dijo “me pasas el nombre de tu blog, me gustaría leerte” se lo apunte en una servilleta “Escritosdelalocura.blogspot.com” ella tomo la servilleta mientras pedía un Capuchino descafeinado con azúcar mascabada, yo pedí un café expreso cortado, y seguimos platicando, me contaba de una película que había visto en Netflix llamada “Nuestros amantes”, por fortuna yo también la había visto y pudimos discutir un poco, después nos adentramos en los libros, me lleve unas cuantas recomendaciones y ella también, ella insistía en que antes ya me había visto pero no recordaba donde, le comente que quizás en la misma ciudad ya que donde nos habíamos visto era mi camino de diario o en provincia y empezamos hablar de los viajes, ella dijo que quizás en Guadalajara o en carnaval de Mazatlán, después me pare al sanitario y cuando llegue me dijo “ya te agregue a Facebook” mientras me sonreía, después al pedir la segunda taza nos fundimos en un beso muy rico, sabia ahora que tenía los besos que yo necesitaba, el mesero nos interrumpió diciendo que ya era la hora de cerrar, pague la cuenta y al intentar acompañarla a su auto nos fundimos en un beso cachondo y largo en la puerta del café, la arrastre hasta mi auto y dentro empezamos a toquetearnos, nos dábamos tantos besos que perdí la cuenta, estábamos ya en ropa interior cuando ella me dijo “perdón perdón, no sé qué está pasando, ¿puedes llevarme a mi depa?” insistí un poco pero ella me decía que no, nos vestimos dentro del auto en medio de besos y la lleve a su depa, nos dimos varios besos más y quedamos de vernos a la semana siguiente, ya que yo tenía que salir de viaje, nos dimos un beso largo y nos dijimos un hasta pronto.

Me había tocado ir a Mazatlán, mi socio al parecer se había dado cuenta de los encuentros de Andrea porque subió unas fotos al Facebook donde estábamos los dos en el bar y en el café, me regaño por haber bajado la guardia, había intentado investigar a Andrea y al parecer no había encontrado mucha información después me dijo “ten cuidado cabron, recuerda que en este negocio no podemos estarnos exponiendo, yo sé que no has descuidado tu función pero no te vayas a meter en problemas, allá estas solo para no llamar la atención” yo lo quería como a un padre, desde que mataron a mi papá él se encargó de enseñarme el negocio y a pesar de que estuve al pendiente pude concluir la carrera de Administración de empresas en una escuela privada en la ciudad de México y también una master en habilidades directivas, mis funciones eran prácticamente lavar una parte de dinero del cartel, ya lo había hecho antes en Guadalajara hasta que me enamore de Jessica y me movieron a la ciudad de México porque ya me traían los pasos cortitos, le pedí permiso para poder entablar una relación con Andrea sin descuidar el negocio y también sin llamar la atención, me dio luz verde y después de una semana regrese a la ciudad de México en un auto pequeño que no rebasaba los 130,00 pesos, con varios millones dentro del auto y planes para comprar un par de bodegas en la central de abastos y aperturar la empresa de limpieza, aparte estaba feliz porque traía la luz verde para poder estar con Andrea.

Llegando le pedí Andrea que tuviéramos una relación formal, ella acepto y esa noche la pasamos bomba en un motel del sur de la ciudad, fue algo muy hermoso al despertar verla a un lado de mí, ver como dormía me enternecía, en verdad fueron 3 días en el motel a pesar de que parecíamos conejos también salíamos a conocer museos y a Six flags, la última noche fuimos a un concierto de “paté de fuá” que era su banda preferida, la pase a dejar a su depa y al otro día me marco llorando diciendo que en despacho la habían corrido por haberse ausentado 3 días consecutivos sin avisar, le propuse que trabajara en la empresa de limpieza como contadora y ella acepto, después de ese día pasamos un romance de 2 años y medio, conocimos varios estados, pisamos Cancún 3 veces y tomamos la ruta maya dos veces, fuimos a varios conciertos, las cosas marchaban tan bien que incluso ella no se daba cuenta en verdad a lo que me dedicaba, por su cumpleaños fuimos al nevado de Toluca nos tomamos tantas fotos en ese lugar que hasta jugamos como niños deslizándonos por las faldas del volcán sobre la nieve, en verdad yo estaba muy enamorado.

Recuerdo bien la última noche que pase con ella fuimos a un bar después del trabajo y después pasamos a su departamento a ella se le había perdido su celular, me quede a dormir en su depa después de una gran noche maravillosa, cercano a las 4 am, mi celular no dejaba de sonar, conteste por la cuarta llamada, era mi socio que me decía “¿Dónde estás cabron? ¿Estás bien?” conteste las preguntas en el orden y después me quedé impactado por lo que escuche “entró el gobierno a tu casa y la están volteando... tienes que matar Andrea” recuerdo bien que le pedí que me repitiera la última frase cerca de 4 o 5 veces, hasta que me dijo “Andrea pertenece no sé qué chingados de investigación, yo creo que la cago y se enamoró pero ya te puso el dedo, tienes que matarla o te van a chingar, pélate en chinga” me metí al baño y me eche agua en la cara, me vi al espejo tantas veces, antes ya había matado gente pero en verdad estaba enamorado de ella, empecé a recordar desde el día que nos conocimos y empecé atar cabos sobre lo que me había dicho mi socio, al salir saque mi prieto beretta que siempre me acompañaba y me puse a un lado de Andrea, no podía matarla estando dormida, le di un beso y ella despertó, al verme con la pistola en la mano no se sorprendió demasiado y me dijo “¿Qué tienes? ¿Qué pasa?”  quería decirle que era una hija de la chingada, que me vio la cara de pendejo todo el tiempo y la traición solo se paga con la muerte, pero no sé qué chingados pasó, solo le dije “me acaba de hablar un vecino que se están metiendo a robar a mi casa, ahorita vuelvo”  le di un beso y me fui, tome carretera con rumbo a Morelia, me quedé ahí un par de noches en un hotel  de 3 estrellas cerca del centro, no tenía ya contacto con nadie, mi socio no me contestaba las llamadas y Andrea no me había marcado, la última noche una calle antes de llegar al hotel vi que estaba sitiado, estaban sacando mi auto del garaje, no lo pensé dos veces y me di media vuelta, tome un taxi y le pedí que me dejará en la salida a “Chandio”, ahí me puse a pedir Ride, no tenía un destino así que la primera camioneta que se paró me dijo que iba hacia Uruapan, había retenes por todos lados y al llegar a Uruapan pedí Ride de nuevo, una camioneta de 3 y media me levanto diciendo que iba con rumbo de Apatzingán le dije que yo iba a un pueblo antes, se fue por toda la libre “porque había un desmadre con el gobierno sobre la autopista” recordé tantos tiempos que pasábamos con mi padre por esa carretera que se me salieron unas lágrimas, el chofer al verme recordando me pregunto si estaba todo bien, por fin no mentí le platique que iba a visitar la tumba de mi padre, yo creo que le toque el corazón y me iba a dejar en Parácuaro que era el destino que yo llevaba, se metía entre brechas por el desmadre que había en la carretera federal, al llegar a “Los bancos” la camioneta se calentó y le agradecí por todo, me quedaban mil pesos en la bolsa así que saque 500 y se los di, después empecé a bajar entre parcelas, llegue al pueblo cuando estaba amaneciendo, me senté a desayunar una birria en el centro, después camine hacia el panteón compré un seis de cerveza y unos cigarros de los rojos, me brinque la barda del panteón y me puse a tomar en la tumba de mi padre, estaba en la quinta cerveza y en el octavo cigarrillo cuando escuche un “Policía federal, no te muevas” le di la última bocanada a mi cigarro cuando sentí que me tlaquearon y caí de bruces comiendo un poco de tierra de panteón.


La última vez que vi Andrea no me dio mucho gusto, ella estaba testificando en mi contra cuando me iban a dictar sentencia, no me veía a los ojos, me evitaba la mirada, cuando me dictaron sentencia ella se acercó a mí con lágrimas en los ojos y me dijo “perdóname, yo también me enamoré…” yo le respondí, No me arrepiento de no haberte matado… 


sábado, 27 de mayo de 2017

Silencio

¿Estoy en la punta del cielo o en la boca del infierno?, tu no estarás conmigo, por eso no importa mi estado actual, pinto con los colores de tu voz,  mi pincel tus cabellos que envuelven mis manos,  eres la arcilla que logro moldear con simples sonrisas hasta quedar la escultura más perfecta,  pero no solo te adoro por eso, ¿cómo transmitir este sentimiento puro de admiración a lo que no puede ser más perfecto?, subiré hasta llegar al secreto de tus labios que se ocultan de mi ,cuando intento acercarme, arrancare la duda de mi pecho y te sujetare con fuerza,¿ cuál será el nivel de mi locura por el arte de tus manos?, si cada vez que me miras no hay respuestas ni reclamos, solo suspiros que se elevan mientras mis ojos de nublan , toma las caricias nulas y llévalas a otro lado , porque solo por esta noche quiero estar a tu lado…

lunes, 22 de mayo de 2017

LAS MASCARAS QUE MOSTRAMOS

Hoy amaneció como todos los días, hoy fue otro día mas estando solo, otra mañana aburrida, otra tarde aburrida y otra noche sin dormir, y aquí estoy como los días anteriores esperando algo que no se si llegara.

El día corrió como de costumbre, desperté y revise mi celular para ver la hora, y pensar que ya tenía que bañarme para ir a trabajar y pensar que no llego nada más. Hice mis actividades matutinas, bañarme, desayunar, lavarme la boca, tomar mis cosas y emprender el rumbo hacia el trabajo, en el camino como copiloto me pongo a revisar el calendario de actividades para ver con que nueva sorpresa me saldrán en el trabajo que tengamos que solucionar y me di cuenta que falta contados días para tu cumpleaños, al verlo todo se nubla en mi mente y me entra una nostalgia que solo logra hacer que me ponga mis gafas negras para ocultar la mirada.

 Me pongo a pensar los días que han pasado desde esa trágica platica que tuvimos, y un sentimiento mezclado entre tristeza y temor me invaden, por un lado me recorre la tristeza porque no estamos juntos y por otro lado el temor de que pasan los días y no hablamos y puede que crezca un sentimiento negativo más grande, así como el sentimiento de lo nuevo siempre vino corriendo, y que eso nuevo te muestre la máscara del que todo estará bien y son lo mejor y que ellos no harán nada malo. Podría dar mil razones para enseñarte que esas mascaras que muestra lo nuevo son falsa y tu podrías darme mil razones para decir que no, pero la razón mil uno que yo te doy es la historia, que a diferencia del presente yo no me fije en ti por tu hermosa rostro por tu espectacular cuerpo, lo nuestro fue a base de tiempo, la nuestra es la historia que muchos quisieran poder escribir con sus parejas, que todo fue más allá de lo físico y llego a un plano más allá en el que nos convertimos en la paraje ideal, con problemas, si!, como toda relación, que no pudimos arreglar en su momento por otras situaciones y que aunque digas que ya no más, yo quiero más y con ayuda sobrepasar esos pedos, porque el inicio de nuestra historia no fue una máscara que prometió todo lo que los anteriores no, no fue una máscara que solo te dijo lo indicado en el momento adecuado. Lo nuestro fue real.

Pensando en todo este discurso de las máscaras que el presente enseña, escucho una voz a lo lejos que me dice ya llegamos, solo reacciono, y digo si mientras me bajo del automóvil.

No me queda más que trabajar, revisar las actividades de la gente y tomar foto de los trabajos realizados, mientras me preguntas cosas de sus actividades y les respondo. Pasan las horas de trabajo y llega la hora de la comida, veo a la gente sentarse alrededor de su fogata en la cual calientan sus tacos de frijoles, me preguntan si no gusto un taco, a lo cual les respondo de manera amable que no gracias ahí traigo mi sándwich que ya será en otro momento.

Camino hacia el carro junto con mi compañero de trabajo para ir a la hielera por nuestra comida, nos sentamos en la cajuela a comernos el sándwich junto con un vaso de agua simple que está lo suficientemente fría para soportar este calor de la chingada, mientras comemos mi compañero me cuenta un chiste del cual me rio de manera forzada, no porque no diera gracia sino porque todos estos pensamientos de las máscaras y al respuesta que sigo esperando me traen confundido y absorto de cualquier situación.

Bueno, la hora de la comida a terminado y para no parecer que ando de la chingada saco mi cajetilla de cigarros le digo a mi compañero que si gusta uno, me responde que sí, ambos prendemos el cigarro y acompaño el momento con la clásica frase de “después de un taco un buen tabaco” para parecer normal.

Lo peor del caso es que como por quinta vez en el trabajo vuelvo a sacar mi móvil esperando ver ese mensaje que siendo honestos soy bastante estúpido porque más allá de saber  si algún día esa persona manda ese mensaje, en el trabajo no cuento con señal alguna del móvil.

Por momentos pienso que quedarme esperando un mensaje de un hola, un te amo o un vamos a intentar lo que dijiste, parece estúpido después de la última platica, pero aquí estoy esperándolo.
En ese momento mientras veo el celular a lo lejos escucho un grito llamándome para ver una solución a un problema del trabajo, así que no me queda más que darle una bocanada grande a mi cigarro, levantar la mirada, aclarar la voz después de ese nudo en la garganta que me produce el pensar de si algún día llegara la respuesta y empiezo a caminar.

Básicamente así corre todo mi día entre revisar actividades, tomar fotos, hasta que llega la hora de partir a casa con mis compañeros, se siente un alivio porque por el momento ya no tengo que fingir ante tantas personas estar bien.

Llegando a casa paso al sanitario me retiro las gafas obscuras y solo veo mis ojos rojos, por aguantar el llorar todo lo que siento, me mojo la cara y salgo con la excusa perfecta que con el calor infernal y el agua fría me ardieron los ojos y me pongo a trabajar en mi ordenador, así pasa el rato, entre trabajo y revisar el móvil, llega la hora de la noche y cada quien se retira a su respectivo cuarto.

Y me doy cuenta que a diferencia de ese presente que muestra la máscara de la solución esta es mi mascara, el mostrar que estoy bien mientras por dentro me muero. Y a vos que sos la única musa de este escrito solo te puedo decir que ¡te amo!



IGOAGG

martes, 9 de mayo de 2017

¿ya te dije que te amo?

“…no me esperes a las doce en el juzgado,
No me digas –volvamos a empezar-…”


Me desperté con una resaca terrible como ya tenía tiempo que no me daba, al ver fijamente al techo me di cuenta que estaba en un Hotel ya conocido a 600 km de donde residía, voltee a ver a la mina que estaba sobre mi brazo y me puse feliz al saber que era Alma, una compañera de clases de hace 10 años más o menos y la había visto quizás 20 veces en esos 10 años, quite con delicadeza mi brazo y me metí a bañar, sentía como caía el agua caliente sobre mi cuerpo, estaba con los ojos cerrados con muchísimo vapor a mi lado pensando en que carajos acababa de hacer, tenía que mantener mi perfil bajo y estaba cometiendo errores que no debería, por ejemplo encamarme con personas que conocían mi pasado, bueno para empezar no tenía que estarme encamando con la mina que se me cruzara enfrente, estaba pensando en esas pendejadas cuando Alma me sorprendió con un beso, ciertamente me espante un poco pero seguimos con el morreo, estuvimos toqueteándonos por un buen rato y después le cumplí su fantasía que era “hacerlo mientras se duchaba” estuvo tan bien que hasta la resaca se esfumo, podía apostar que ella me veía con ojos distintos, después de cumplir su fantasía nos acostamos en la cama un rato viéndonos de frente, ella no dejaba de verme a los ojos y sonreía, de pronto susurro “no puedo creerlo, eras mi amor platónico… que bueno que espere a que llegaras” de pronto se puso rojita como un tomate y dijo “perdón, perdón, perdón, pensé que lo había pensado” yo solo le sonreí y le regale un beso largo, en eso sonó mi celular, no quería contestar y deje que siguiera sonando, después volvió a sonar y ella me pidió que tomara la llamada quizás era de algún familiar, busqué como loco mi celular pero no lo encontraba, me pidió mi numero para marcarme y se lo di, en eso empezó a sonar y lo encontré debajo de su pantaleta que estaba tirada en el suelo, ella volvió a sonrojarse, vi que la llamada era de un número desconocido, de pronto volvió a entrar la llamada, baje el volumen de la bocina y conteste, era Karina la mina con la que compartí los últimos 4 años de mi vida, preguntándome donde estaba porque me tenía una sorpresa, le comente que un poco retirado y llegaba en un par de días a mi casa, me pidió que le marcará en cuanto fuera a llegar porque sus papás nos invitaban a comer, le comente que sí y colgué rápido la llamada, le di una explicación falsa a Alma aunque ella no me la pidió y le invite a que saliéramos a comer algo, ella con esa sonrisa solo me decía que sí, íbamos por salir del hotel cuando en la recepción me preguntaron si iba a querer mi auto porque demoraban más o menos 10 minutos en traerlo, la verdad no recordaba haber traído auto pero les dije que sí y busque el ticket, lo encontré por el modelo del vehículo era la camioneta de mi mejor amigo, entregue el ticket y le marque, tuvimos una conversación corta y sugirió que fuera a su casa porque tenían una carne asada, le comente que iba acompañado (esa palabra la utilizábamos para hacer referencia a que no era la pareja actual) me dijo que no había problema, colgué la llamada y le comente a Alma que con una sonrisa seguía diciendo que sí.

Al llegar a casa de mi mejor amigo me encontré con viejos conocidos, de inmediato la prima de mi mejor amigo tomo a Alma y la llevo a la piscina creo que ya tenían el plan hecho, le pregunte como putas traía su camioneta si yo recordaba haber estado tomando con otras personas en un bar, me explicó a grandes rasgos le marqué en la noche diciéndole que estaba en tal bar y él me alcanzo con su prima que estaban en un bar cercano, traían dos autos y él me presto su camioneta cuando vio que me había liado con Alma, de pronto me pregunto por Karina y solo le dije que la vería en un par de días pero que al parecer todo iba bien, él se me quedo viendo como regularmente lo hace cuando me va a cagar por algo que hice y dijo “no te vayas a enamorar cabrón, tú tienes a tu novia y habías prometido que te ibas a portar bien… ya no tenemos 20 años”  como era costumbre solo le dije que no había problema solo era un desliz y esperaba no volverla a ver, me conto las 20 veces que vi a Alma e incluso me dio fecha y hora de las ultimas 7 veces que fueron en menos de 2 meses, sabía que me estaba enamorando, me sugirió que era mejor que volará esa misma noche hacia mi casa y que dejara de hacer pendejadas, de la bolsa interna de su saco tomo un boleto de avión a mi nombre con hora de salida a las 23:45 horas, lo tome sabiendo que como era costumbre tenía razón, me comentó que ya había mandado traer mis cosas del hotel y que no me preocupara por nada, asentí aunque no estaba de acuerdo, a pesar de que siempre tenía la razón esta vez yo quería estar más tiempo con Alma, después de la comida pasamos a dejar a Alma cercano a las 10 pm a su depa y de ahí me fueron a dejar al aeropuerto, en la sala de espera estuve mensajeándome con Alma, dándole explicaciones que no necesitaba, ella me mandaba fotos con sus expresiones “ya que no había emoticones que expresaran su sentir” eso a mí me hacia sonreír como un secundariano, al subir al avión me quede dormido.

Al llegar tome mi pequeña maleta y en el aeropuerto de mi ciudad saque mi celular para pedir un Uber pero me sorprendieron unas manos que me taparon los ojos, solo exhale fuerte y dije en voz baja “Karina”  lo supe por su perfume, aparte porque sería la única persona que haría eso, me dio un beso grande pero no sentí igual de rico que con Alma, me tomo de la mano y fuimos hasta su auto, sin dar ninguna explicación y tampoco ella sin pedirme nada, me quede dormido en el auto lo supe porque cuando desperté estábamos en la casa de sus papás, no podía creerlo pintaba para ser un mal día, yo solo quería llegar a casa y poner música mientras dormía por todas las horas que no dormí en el par de días anteriores y ahora estaba en la casa de campo, salude a los señores y me invitaron a pasar a la mesa, yo quería al menos bañarme pero no me dejaron, dijeron que ellos tenían un compromiso y terminando de desayunar se iban a retirar, estábamos desayunando cuando de pronto Karina me dio una caja, me le quedé viendo y me dijo “es una sorpresa, ábrela” yo un poco extrañado ya que Karina sabía perfectamente que no me gustan los regalos y en la única fecha que los acepto es en mi cumpleaños o en nuestro aniversario, pero empecé abrirla, traía distintas notas y los tres se me quedaban viendo, al tomar la primera nota me dijo Karina “debes de leerlos en voz alta”  y empecé “Gracias por estos magníficos 4 años”… Sabes que te quiero mucho” “y toda la vida te voy a querer”  en esos momentos yo puse una cara de felicidad, pensaba que me iba a librar de ella, que me iba a decir que ya no quería estar conmigo  e incluso ahí me quede unos segundos quieto como festejando la victoria, después proseguí a sacar las dos notas restantes “Si supieras cuanto te amo, no tendrías opción de algún día intentar dejarme” “¿ya te dije que te amó?”  en eso había un sobre blanco que lo abrí y eran unos estudios de laboratorio en los cuales decían que tenía dos meses de gestación, Karina estaba Embarazada, me quede en shock no sabía qué hacer, intente sonreír y que todo estaba bien pero de pronto me dieron unas ganas terribles de vomitar y corrí al baño, vomite 3 o 4 veces no recuerdo bien, lo único que recuerdo es que me preguntaban si estaba bien, les decía que sí que había comido algo en el aeropuerto y me había caído mal, los señores se despidieron del otro lado de la puerta y se marcharon, en eso me marco Alma, no iba a responder por supuesto, le mande un mensaje diciéndole que estaba en una junta que más tarde la marcaba, pero serio totalmente serio, ella lo notó porque de inmediato me mando una fotografía de ella con la mueca de tristeza, ya no le respondí y salí del baño, estaba Karina con una sonrisa de oreja a oreja, le pregunte cuatro o cinco veces si era verdad, me respondía que sí, quizás no vio tanto mi entusiasmo a pesar de mi sonrisa falsa, le dije que más tarde íbamos a ir al hospital para darla de alta y que se atendiera como debería de serlo, ella apenada decía que no ya que era mucho dinero, pero no le di importancia, total no iba a ser tan desalmado, me dio un beso grande y le comenté que quería festejarlo con mis amigos, ella con una sonrisa me dijo que si y me paso a dejar a mi depa, de inmediato en cuanto se fue Karina le marque a mi mejor amigo y le reclame por no haberme dicho nada si él ya sabía todo, no sé cuántas veces le menté la madre él se quedaba callado del otro lado de la línea, solo me dijo al final “ya tienes que sentar cabeza cabrón, yo te dije que no te enamoraras de Alma” solo le recordé que era un hijo de la chingada y colgué la llamada, después puse a cargar mi celular saque una botella de coñac y me puse beberla directo de la botella hasta que me quede dormido en el sillón.

Me desperté cerca de 18 horas más tarde por una llamada de Alma, bueno por varias llamadas, al contestar me dijo que iba a venir a mi ciudad por unos días ya que había un congreso y la habían mandado de su trabajo, yo me alegre muchísimo quizás no recordaba o pensaba que era un mal sueño lo que me había dicho Karina, le dije a Alma que no le comentara nada a nadie y que se quedara en mi depa para que no pagará hotel y fuera más barato, por la zona a donde iba tenía un depa que era en donde hacia las fiestas y estaba con algunos quereres, ella llegaba en 12 horas y le dije que pasaba a recogerla al aeropuerto, obvio después me mando varias fotos mandándome muchos besos, pase por Karina y la fui a dejar al aeropuerto porque iría a visitar a unos familiares a provincia, yo no la acompañe, tenía una semana para ver a Alma y replantear mi vida, las cosas salieron muy bien, Alma iba al congreso y yo la esperaba para darle alguna sorpresa, fuimos a algunos museos, escuchamos Mariachi, también fuimos a un parque de atracciones y en el depa parecíamos conejos, explorándonos poco a poco los cuerpos, incluso pidió un par de días más en su trabajo para quedarse conmigo, se los dieron y el ultimo día estábamos en el aeropuerto comiendo unas donas y un café esperando a que saliera su vuelo, fue cuando se me hizo prudente decirle “no sé cómo lo vas a tomar, pero quiero que me des una respuesta… tengo una novia y tiene dos meses de embarazo… yo no sabía hasta que regrese hace unos días, sé que nunca me lo preguntaste pero creo que era mi deber decírtelo, pero te diré algo… me enamore de ti, me haré cargo del nene pero quiero que sepas que te amo…” Alma se quedó sorprendida por la noticia, digo era algo normal, de pronto se paró y sin decir nada me dio un par de cachetadas que todo el mundo volteo a vernos, después dijo “no quiero que me sigas” y se fue caminando, me quede derrotado en esa mesa, después me paré y me fui a mi auto, de ahí me fui al depa sabiendo que nunca más iba a ver a Alma, pero creo que era la correcto, saque una botella de tequila y después otra y otra hasta que no supe de mí.


Me despertó Karina que tenía llaves del depa, estaba preocupada porque no atendía al celular y por eso había venido a verme, creo que por la borrachera que traía le dije todo lo que había pasado, obviamente Karina no lo tomó de la mejor manera, solo me grito unas cuantas cosas y después me dio un par de cachetadas y una patada en los huevos diciendo “eres un hijo de la chingada, no quiero que me busques” y después se fue, ahora si me había quedado como el perro de las dos tortas y con una patada en los huevos terrible, después de como 1 hora que estuve pensando pendejadas me llegó un mensaje de Alma, no quería abrirlo porque sabía que me iba a decir varias pendejadas y lo peor del caso es que me las merecía, pero la curiosidad me gano así que vi el mensaje y era una foto de ella con la mueca de enojada y el texto solo decía “no sé porque te mando cosas aún, me enamoraste y eres un hijo de la chingada, ¿Qué vas hacer conmigo?... ¿quieres que te espere sentadita esperando mi oportunidad?... sabes que es lo peor de todo, que te amo mucho y sé que esos besos que me dabas no eran una mentira… yo dejé a mi novio después de la tercera vez que nos vimos y eso que no nos habíamos besado, solo hablábamos de Bukowski y Capote, García Márquez y Vargas Llosa, en fin hablábamos de cosas que no se deberían de hablar nunca en la vida en las primeras citas, pero me encantaba hablar contigo… no quiero que me respondas nada hasta que tengas un plan para mi” en eso después llegó otra foto de ella con esa sonrisa que me traía hecho un pendejo con el texto “esto es lo que provocas, mi sonrisa ya es tuya”  tenía tantas ganas de decirle tantas cosas que lo único que se me ocurrió fue buscar la hoja del laboratorio donde Karina se había hecho los análisis y fui en chinga a la sucursal, ahí intente que me dieran información acerca de esa prueba pero me decían que no podían dar información pro situación de privacidad y no sé cuántas pendejadas hasta que hable con el responsable diciéndole que era mejor que me dieran informes si no querían que algo malo pasará, quizás me reconoció y por eso de inmediato me dijo que esa hoja no la expidieron ellos, es más que en ninguna sucursal lo habían hecho, me enseñó una hoja donde ellos entregan los resultados y era muy distinta en todos los aspectos, en tipografía en imagen en acomodo del texto, en todo vaya, reviso en sistema y no había nadie con ese nombre registrado, le agradecí y le extendí una propina que no quería aceptar pero lo hizo, fui a casa de los padres de Karina y les comente que su hija no estaba embarazada, todo había sido una mentira, ellos no se sorprendieron mucho solo me pidieron que me retirara de su casa, lo hice, fui al depa de Karina y me la encontré en la calle, la encare y solo le dije que no teníamos nada que ver, ya sus papás me habían dicho la verdad, ella, no sabía que decir, estaba tartamudeando y me dijo “perdón no te quería perder, te notaba un poco disperso y sabía que ya te habían enamorado…”, no la deje terminar y me di media vuelta. Pase al depa por una maleta y emprendí un viaje a la ciudad donde residía Alma, tome una fotografía en el señalamiento de la carretera diciendo el kilometraje que faltaba y le puse el texto “voy por ti…” ella me mando una foto de ella con cara de duda y le respondí “todo fue una farsa, ella no estaba embarazada fui al laboratorio y me dijeron que nunca había estado ahí, en casa sus papás me lo confirmaron y ella también me lo confirmó, así que si estas dispuesta a perdonarme ahorita mismo voy a verte y te prometo no ocultarte nada y ya sabrás tú si me quieres a tu lado…” Alma de nueva cuenta me mando una foto de ella Sonriendo…



lunes, 24 de abril de 2017

Pase lo que pase, no te enamores de mí.

“…si alguna vez te incomodo mi amor
Perdóname
No vuelve a suceder,
Si al caminar me encuentras al pasar
Olvídame
No me vuelves a ver
Si alguien pregunta si una vez te ame
Contéstales
Ni lo conozco bien…”


El Chaval se encontraba escribiendo como lo hacía todos los martes religiosamente a las 19:05 saliendo de su trabajo, cuando de un momento a otro se acercó una Mina y sin saludar empezó el dialogo:
Mina: Eres un hijo de puta sabes, no puedes pasarte la vida diciéndole a la gente lo que debió de haber de hecho ni tampoco intentando seducir a la primera mina que se te atraviese en el camino.
Chaval: ¿Por qué me dices hijo de puta si aún no me he acostado contigo? Digo así te refieres con los chavales que te buscan solo para acostarse contigo y después ya no vuelves a verlos.
Mina: Esta es la quinta vez que nos vemos y ni siquiera te has esforzado por saber mi nombre, ni por saber que hago de mi vida, solo me haces comentarios de lo que te platico de mis relaciones pasadas, como si esa respuesta que me das es la verdad absoluta, aparte te seré sincera, tu puta arrogancia me hace seguirte buscando y hasta creo que ya me estoy enamorando.
Chaval: Gracias por los cumplidos, creo que soy exactamente esa persona que tu describes, ¿recuerdas? Tu pusiste las reglas del juego yo solo quiero seguir jugando, eres muy linda y estas muy buena por eso te buscan para acostarse contigo… y también eres muy inteligente, por eso terminan huyendo de ti. ¿Te parece si vamos por un café?
Mina: Vale, pero ¿podrías intentar decirme algo de ti que no sepa? Por favor aunque sea entre líneas, déjame intentar suponer si estas casado, si perteneces a un cartel del narcotráfico o si eres un jodido ladrón de identidades que al primer descuido que tenga estafan con documentos oficiales.

Caminaron rumbo aquel café que tanto les gustaba a ambos donde tomaban una horchata caliente acompañada de una buena charla sobre García Márquez, Neruda y Vargas Llosa, pero lo que tenía de especial esta charla era que los dos se desnudaban entre las preguntas y respuestas sin sentido, tenían ya pasado del mes que se veían cada martes a las 19:05 en esa banca del parque donde se habían encontrado el primer día, habían hecho la promesa de no intercambiar números telefónicos, nombres reales, ni algún dato que diera con el paradero de la otra persona, esto era muy usual en el chaval que prefería mantener un perfil bajo ya que era el apoderado de una sucursal bancaria, ¿Cómo se encontraban? Así sin hacer citas, solo quedándose de ver en el mismo lugar donde se conocieron a la misma hora, aunque la Mina había puesto las reglas del juego fue la primera en romperlas, preguntando sobre sus relaciones pasadas, el chaval solo respondía con la verdad esperando a que la Mina lo dejara escribir el tercer capítulo del libro que estaba escribiendo, pero no fue así, ella se empeñó a seguir buscándolo a pesar de que se veía que no iba a tener un futuro esa “relación”.
Chaval: ¿Por qué ese día te acercaste a mí?
Mina: Fue una casualidad más de la vida…
Chaval: la vida me ha enseñado una cosa, las casualidades no existen, todo es una causalidad… ¿Por qué ese día me pediste un cigarrillo?
Mina: Te soy sincera, fue porque estabas solo escribiendo en esa banca y me llamó la atención que alguien estuviera solo en esta ciudad y te pedí el cigarrillo porque te vi fumando y tienes cara de que no vas por la vida sin una cajetilla de cigarrillos en el bolso del saco.
Chaval: Bueno, intentare creerte, nos vemos pronto, ya está la cuenta cargada a mi nombre, cuídate mucho.
Mina: Cuídate.

El chaval se paró sin darle un beso en la mejilla, tomo su portafolios pero olvido su cuaderno, la Mina lo tomo pero sin hacer ningún intento de alcanzar al chaval. Él se dio cuenta después de que llego a casa y saco un whisky en las rocas, entro en pánico al no ver su cuaderno dentro del portafolio y saco un habano que un gran amigo le había regalado en su último viaje a Cuba, se fumó la mitad mientras le daba baje a la mitad de la botella, después se lavó los dientes y se marchó a dormir. La mina tuvo la semana para estar leyendo el borrador del libro del chaval así como también las anotaciones que tenía al final del cuaderno donde escribía sobre una mina, no decía nombres solo la llamaba “Ella” y estaba escrito en relatos cortos de lo bueno que había sido su relación, como si algún día ella leyera esos escritos, pero por lo que decían los escritos al parecer la había perdido para siempre.

Paso una semana entera donde el chaval estaba disperso en su trabajo y en general de su vida, pero todo tenía un pequeño porque, era que había perdido su cuaderno donde escribía su libro pero aparte se llevaba todo aquello que no le había dicho a “Ella”. Ese martes saliendo de trabajar él se fue aquella banca del parque y encendió un cigarrillo mientras se perdía en cómo la gente pasaba sin ponerle atención a él que sin querer balbuceo “que jodido, nadie se da cuenta que todos los martes estoy aquí escribiendo y quizás casi todos ellos pasen y nadie me diga si vio mi cuaderno”, cuando de pronto, apareció la Mina y se sentó a su lado:
Mina: Sabes, yo creo que nunca vas a encontrar alguien mejor que aquella mina, incluso ni yo lo soy.
Chaval: ¿Qué tal cómo estás? Pensé que ya no ibas a regresar, ¿esta seria nuestra sexta cita?
Mina: Bien, se puede decir que sí, no sé qué hago aquí, ¿sabes?, tú eres de esos chavales que no paras hasta que una mina te adore y de pronto huyes porque te da miedo, por eso te dije en la primera cita que pasara lo que pasara, no te fueras a enamorar de mí.
Chaval: gracias por el cumplido aunque no sé si en verdad lo digas porque te nace o por las cosas que platicamos la última vez.
Mina: un poco de todo sabes, aunque más porque en el café la semana pasada olvidaste tu cuaderno y perdón pero me dio curiosidad por saber lo que escribías, pensé que era algo relacionado con tu trabajo pero ahora me doy cuenta que no. Sabes, me gustaría que alguien en la vida hablara tan bien de mí como tú lo haces de ella.
Chaval: Gracias por cuidar de mi pasado, no sé, nadie había leído eso incluso tampoco se lo dije a ella, no sé porque no lo hice pero después de que paso todo me refugie en escribir sobre ella.
Mina: ¿Aún la quieres? Hablas como si hubieran pasado una eternidad juntos.
Chaval: Aunque no lo creas quiero borrarla de mis recuerdos por eso hablo tan bien de ella… y creo firmemente que alguien hablara de ti tan bien como yo lo hago de ella, pero quizás nunca te lo digan…

La Mina le dio un beso de esos que te hacen sentir como si la tercera guerra mundial estallará en ese momento, como cuando levantas la copa del mundo, cuando ganas un oro en las olimpiadas, simple y sencillamente ese beso fue como cuando se hace un parteaguas en tu vida; la Mina le pasaba mano por doquier y el chaval también, se dejaba querer como ya tenía tiempo que no lo hacían, se calentó tanto el momento que el chaval la llevo a su auto y ahí empezaron con una lucha pasional cuerpo a cuerpo, el chaval recorría cada milímetro del cuerpo de la mina con su lengua y con sus manos acariciaba cada punto que la mina que hacía que no parara de gemir, por un momento el tipo de seguridad se había acercado al auto al ver movimiento pero cuando vio que el chaval estaba con una mina se hizo que no veía nada y siguió su camino, la mina y el chaval fornicaron como desaforados, era algo imposible pero sucedió estuvieron varios minutos jugando entre si después del acto y justo cuando se iban a decir los nombres propios la mina comentó:

Mina: Gracias por ahora si ser un grandísimo hijo de puta.
Chaval: Creo que es hora de marcharme entonces, yo no hacia otra cosa que escucharte, créeme, no buscaba absorber tu alma, ni tampoco buscó salvarte de este mundo ruin, solo quería escucharte, llegaste un día a mi vida cuando esta se caía a pedazos… ese día me acababa de llegar por notificación de un abogado a mi trabajo la solicitud de divorcio de ella, le marque a mi mejor amigo y cuando descolgó escuche la voz de ella diciendo “no contestes, vamos a seguir” sabes, sentí como una patada en los huevos con una bota con casquillo, cuando mi amigo dijo “¿Bueno? ¿Qué tal cómo estás?”  lo único que hice fue raspar la bocina del celular con mi camisa para que pareciera que la señal se iba y después colgué… una hora después me mandó mensaje mi mejor amigo excusándose que estaba en una junta y se había cortado la llamada, sinceramente ya no le respondí nada, 25 minutos después Salí de mi trabajo, no quería hacerlo porque no tenía a donde ir y justo cuando estaba escribiendo te apareciste de la nada, en los 5 años que llevo trabajando en esta sucursal ninguna persona se me había acercado, me pediste un cigarrillo y encendiste la luz que hasta ahora tengo encendida… esto a pesar de que dijiste que no me enamorara de ti, pero con el pasar de las semanas fue imposible.
Mina: No sabía, perdón, vaya amigos que te gastas, ya vez tuviste razón, no existen las casualidades, quizás si te hubiera pedido un cigarrillo en otro momento de tu vida solo me lo hubieras dado y no te hubiera llamado Grandísimo hijo de puta, por favor quédate conmigo, no te vayas…

La Mina y el chaval quedaron abrazados por unos minutos hasta que el vigilante del edificio le toco la ventanilla ya que iban a cerrar el estacionamiento, ambos se acomodaron las ropas y el chaval le paso una propina al vigilante que la acepto con una sonrisa, la Mina y el chaval empezaron una gran historia, también el chaval perdono aquel que le había robado a su esposa ya que si no lo hubiera hecho el quizás nunca hubiera se hubiera interesado en esta mina.

El chaval estaba entusiasmado a pesar de que no había pasado el año de haber conocido a la mina se sentía pleno ya que en su trabajo había recibido un ascenso y con ello la situación económica iba mejorando, en cuestión de su divorcio aún no se veía nada claro, ya que “Ella” había parado la solicitud de un momento a otro y de forma insistente quería hablar con el chaval que no se dignaba hacerlo ya que sabía claramente que cualquier contacto con ella iba causar un disgusto terrible con la Mina. El chaval se dio cuenta que la Mina había tenido un comportamiento muy extraño los últimos dos meses y todo lo achacaba porque un día en el Supermercado la Mina se encontró con “Ella” y se dijeron varias palabras de pésimo gusto, también la mina tenia frecuentes dolores de cabeza y no tenían relaciones sexuales, esto le preocupo demasiado al chaval y busco ayuda profesional, en su trabajo había una mina que le comentó que la chispa en su matrimonio se había apagado y que ellos lo solucionaron yendo a Mazamitla a pasar un fin de semana Juntos, gracias a un fin de semana allá las cosas cambiaron, el chaval muy ilusionado pidió un par de días en el trabajo de inmediato, los números respaldaban su trabajo así que se los dieron sin rechistar si era a la voz de ya, el chaval salió presuroso de su trabajo, tomo su vehículo y tomo camino a casa paso por un par de tintos los preferidos de la Mina e hizo la reservación en el hotel que su compañera le comento, el Sol aún se veía y esto lo animo más para no llamarle a la Mina y darle la noticia en persona, cuando iba llegando a su casa se dio cuenta que estaba el auto de “Ella” a dos predios de su casa, lo conocía muy bien ya que él lo había comprado, no le dio mucha importancia y se estaciono frente a su domicilio, se le hizo raro ver todas las luces apagadas porque se suponía que la Mina estaría ahí, fue entonces cuando ingreso al domicilio y escucho ruido en la parte de arriba de la casa, el chaval no cerró la puerta y desenfundo la .45 que cargaba con el siempre, subió despacio por las escaleras y corto cartucho sobre su saco para que no se escuchara tanto, de pronto empujo la puerta de su habitación, fue una postal que nadie quisiera ver en su vida, era la Mina con aquel que había sido su mejor amigo fornicando en su cama, en ese momento estuvo a dos segundos de disparar en contra de ellos, pero no lo hizo solo soltó un grito muy fuerte que decía “¡A chingar a su madre de aquí los dos!”, no los dejo ni vestirse apuntándoles directamente en la cabeza, la Mina aun tuvo las agallas de decirle “te dije que pasara lo que pasara no te fueras a enamorar de mi” el chaval aún no sabe porque no le soltó un balazo en la cabeza, pero los apuro y después de unos minutos salió, se dio cuenta que seguía el auto de “Ella” en el mismo lugar, eso significaba que no lo traía aquel tipo, saco una botella de tinto y empezó a beberlo para calmar un poco su coraje, también saco el habano y antes de acabarlo salió “Ella” de la casa de enfrente de donde estaba su auto, se acercó a él para platicar acerca del divorcio:

Ella: ¿Qué tal cómo vas? ¿Podemos hablar o te causo problemas? Necesito hablar contigo, en serio.
Chaval: De la chingada, no te preocupes, encontré a la Mina y a tu noviecito fornicando en mi cama, estuve a dos segundos de dispararles, aun no sé porque chingados no lo hice.
Ella: Pfff que mala pata, era de lo que quería hablar contigo hace un par de meses, lo había dejado porque lo vi varias veces con la puta esa que le dices “la mina”, pero veo que sigues confiando en la gente demasiado, no entiendo porque lo haces si trabajas en un banco.
Chaval: Ya se, peco de pendejo muchas veces, pero esperemos que no vuelva a pasar, me largo a Mazamitla unos días necesito acabar con mi libro, quiero olvidarme un poco de esta chingada situación, mandare a mi hermano para que cuide la casa y avisare al vigilante para que no la dejen pasar hasta que yo llegue.
Ella: Chaval, sé que no ayuda nada lo que te voy a decir y tampoco lo digo para que me lleves contigo, pero debes de cambiar a tus amistades y tu lugar de residencia, ¡tu vida se está yendo a la chingada!

Chaval: Gracias,  te parece si en 30 minutos paso a tu casa y nos largamos el fin de semana, quizás podríamos reavivar la llama, pero que quede claro que lo hago solo por despecho…


lunes, 10 de abril de 2017

Feliz cumpleaños


"Toma mi cuerpo que es carne fogosa
juntos abriremos las puertas del cielo
dame tu mano que mi aliento se agita
esta noche me beberé tus suspiros,
no habrá pausas pues todo es amor

traspasaremos las fronteras de la piel."


Me desperté porque escuché sonar mi celular, me di cuenta que estaba sudando demasiado a pesar de que se sentía fresca la habitación y gracias a la taquicardia que sentí fue cuando supe que había tenido otra pesadilla, alcance el celular y era un amigo que me invitaba a echar un trago con los de su trabajo ya que a al siguiente día tendría su vuelo de regreso, cerró con la consigna de "no vayas a poner pretextos como los días anteriores, has estado bien de la chingada a partir de que cortaste con Mariana, si no llegas a las 10pm voy a sacarte de tu casa a las 11 cabrón... Un abrazo" no quería ir a echar un trago pero me di cuenta que eran las 8 pm y yo había llegado a las 11am de jugar y solo me había bañado y de inmediato me había quedado dormido, me metí a bañar y mientras sentía como caía el agua por mi cuerpo recordé aquella pesadilla que he tenido básicamente estábamos en el templo expiatorio de la mano con Mariana justo cuando le estaba poniendo la argolla de matrimonio un grupo armado ingreso al templo y me tomaron de rehén, después de varios golpes yacía acostado en el suelo y un tipo con pasamontañas me apuntaba a la cabeza con un AK-47 y cuando veía que el dedo índice jalaba el gatillo yo de inmediato brincaba y me despertaba, terminé de bañarme y me aliste de una forma que no me dejaran pasar al bar, el outfit consistía en unas botas color café, unos jeans azules con un saco sport, tome las llaves de mi auto y partí rumbo al bar.

Faltando cerca de 6 calles antes de llegar me estacione en una placita donde empecé a recordar el pasado encendiendo un cigarrillo, fue en el lugar donde nos dimos el primer beso con Mariana, sin querer susurre 7 años se dicen fácil, ¿quién diría? Chingao... Encendí un cigarrillo más y saque mi celular, a pesar de tener varias llamadas perdidas y mensajes sin leer me dirigí al servicio de mensajería y busqué su contacto, quería mandarle una foto del lugar, pero me entretuve viendo la imagen de su perfil, estaba ella con su prominente pancita por ya varios meses de embarazo y aún costado el que era mi mejor amigo que la había embarazado cuando aún estaba conmigo, justo cuando iba a tomar la foto para enviársela entró la llamada de mi amigo, preguntándome dónde andaba y ya le dije que en camino solo había parado a comprar unos cigarrillos le tuve que mentir y emprendí la huida hacia el bar, al llegar me estaciones unos cuantos metros antes y le eche las monedas al parquímetro, a la hostess que me vio con cara de asombro solo le dije que ya me esperaban y me acompaño en el elevador hasta la terraza, se quedó ahí hasta que mi amigo fue hacia mí y me dio un abrazo, le dije gracias a la mina y le di una sonrisa, al llegar saludarme con mi amigo de inmediato me apuro un shot de tequila y sirvió uno para cada uno de los de la mesa y grito “¡Salud por el cumpleañero!” y todos tomamos de un trago el shot, al dejarlo en la mesa me presento con todos los asistentes, eran alrededor de 15 personas, yo me quede impactado cuando me presentó a Gloria, que me aterrizo con un Feliz cumpleaños  seguido de una bonita sonrisa, ahora entendía porque tenía tantas llamadas y mensajes no leídos en mi celular, las botellas fueron desfilando así como también las cervezas y los cigarrillos, como era un evento privado se podía fumar y claro que también se desfilaron bastantes cigarrillos, hice lo que nunca, me puse a bailar y a pesar de no ser un buen bailarín pero quizás por la euforia y que me sentí bien recibido en el grupo bale con Monserrat, Angélica y Gloria, claro con Gloria baile tantas canciones que hasta se me había olvidado estar tomando y que mi amigo estaba ahí, me permitiré describir a Gloria, era una mina de unos 28-30 años, con unas piernas largas y bien torneadas (deducía eso porque traía falda) una pancita prominente pero nada de que quejarse, complexión delgada, unos senos no muy grandes que apenas y cabían en la mano de uno, un rostro hermoso, morena clara con unos ojos medianos y un poco rasgados, boquita pequeña, nariz un tanto respingada, cabello a los hombros y al parecer venia saliendo también de una relación de 8 años, no era la más guapa ni la más buena del lugar, pero tenía ese no sé que que se yo.

La celebración estaba muy animada aparte de mi cumpleaños estaban festejando otros dos y la finalización de un proyecto por eso varios al otro día tenían que salir a la ciudad de su destino, entre la charla y los salud a cada momento, me perdí un poco de Gloria, hasta que vi que se dirigía al sanitario, no sé porque la seguí pero cuando llegue a ella la tome de la cintura y le di un beso como tenía tiempo que no daba, ella se sorprendió un poco y empezó a besarme, mis manos empezaron a moverse por su espalda, bajando hasta sus nalgas y después regresando, la tomaba del rostro cuando requería respirar un poco, después seguía besándola, ella no perdía oportunidad también y con sus manos me acariciaba, no sé en qué momento la tome de la mano y la metí al baño de hombres, al ver que no había nadie nos fuimos al último cubículo, y ahí empezamos de nuevo a besarnos como viejos enamorados, no había palabras de por medio y las caricias eran cada vez más traviesas, la ropa nos empezó a estorbar y empecé yo por desabrochar su blusa mientras de su boca bajaba por su garganta hasta su cuello, después con una agilidad que aun desconozco le desabroche el bra ella solo sonreía y en ese momento me dijo tienes experiencia chaval, yo solo le sonreí y al tiempo me metí uno de sus senos a mi boca, con mi mano acariciaba el otro y con la otra mano iba buscando el camino a la felicidad, ella solo gemía y con sus manos también me acariciaba, me dedicaba a darle pequeños mordiscos a sus pezones, con mis manos me ocupe de sus pezones y empecé a darle besitos hasta llegar a su ombligo, ahí me entretuve unos minutos también, empezábamos a sudar, no supe cuánto tiempo ni como pero cuando acorde yo estaba de rodillas aprisionándola contra la pared y dándole besitos por encima de su calzoncito, ella me empezaba a jalar hacia ella, yo la hacía sufrir un poco, su falda me estorbaba para verla es algo que me pone muchísimo, se la desabroche y la deje caer, ahora si con mis dientes buscaba hacer de lado su calzoncito y con mi lengua buscaba su vagina, su cara era un poema, decidí bajarle el calzoncito y jugar con mi lengua sobre su vagina sin introducirla, ella gemía cada vez más y con sus manos me atraía con ella, el calor, la humedad y el aroma que desprendía era hermoso, localice su clítoris con la boca y le dejaba pequeños mordiscos que la hacían gemir cada vez más, el tiempo pasaba lentamente y yo disfrutaba con la faena, después cuando recordé ella hizo contracciones con sus piernas, tomo mi palma derecha y la mordía de forma suave hasta que la mordía bastante fuerte hasta que soltó un largo gemido, su cueva se humedeció más y me jalaba más hacia ella, después se desplomo sobre mi cabeza, pasaron algunos segundos cuando se recompuso y me jalo hacia sus labios, nos besamos por unos minutos cuando soltó un Me toca a mí, y me jalo hacia la pared, empezó a desabrocharme la camisa mientras yo seguía jugando con mis manos en sus senos y en sus nalgas, después de desabrochar la camisa me hizo unos cuantos chupetones y con cara de malicia me volteaba a ver, me encantaba esa situación, después desabrocho mi pantalón y los bajo un poco con sus manos tibias empezó a masajearme por encima del bóxer hasta que me lo bajo por completo y se puso de rodillas, me estaba haciendo la mejor mamada que me habían hecho en mi vida, dando besitos, su lengua jugando con mi miembro, sus manos masajeándome los huevos no se en verdad cuanto tiempo paso, pero llego un momento donde le dije me vengo y la intente quitar, ella se aferró a mí y siguió con la faena, nunca me había venido en la boca de una mina, hasta que explote en su boca, me sentía en la gloria por completo, ella lo sabía quizás por eso seguía prendida como si fuera una paleta de hielo, quito su boca para voltearme a ver mientras me decía “¿traes condón?” le dije que en la cartera, saco de mi bolsa del pantalón mi cartera, hurgo un poco hasta que encontró un Sico, lo abrió con malicia aun estando de rodillas, me quito el pantalón y el bóxer por completo, me ponía el condón con la boca mientras me volteaba a ver, no podía creer el momento que estaba viviendo, la jale y la puse de espaldas a mí, mientras la bajaba por la espalda, empecé a metérsela lentamente, sentía como con sus paredes me abrazaba y la humedad y el calor dentro de ella, empecé a moverme, ella tomo mi mano y empezaba a morderla para que no se escucharan los gemidos, pero se escuchaba el choque de nuestros cuerpos, cambiamos 3 veces de posición hasta que terminó sentada sobre mí de frente, me comía a besos sus senos mientras subía y bajaba de vez en cuando jugaba con su cuello y me regalaba besos, de pronto sentí como me aprisionaba más con sus paredes y en ese momento explote dentro del condón, ella se cayó literalmente sobre mí, nos quedamos en esa posición por un ratito, después se quitó de mi dándome infinidad de besos, la senté sobre la taza del wáter y empecé a vestirla, ella se quedó sorprendida por el acto, nos acomodamos bien la ropa los dos y el primero en salir del cubículo fui yo, vi que no hubiera nadie y la jale para salir del baño, a fuera aun nos dimos tantos besos como los lunares que ella tenía en su cuerpo, cerro cuando me dijo “Feliz cumpleaños” me pidió que no dijera nada y ella se fue con el grupo de amigos, yo me quede hecho un pendejo pensando en lo que había sucedido, después de unos minutos yo llegue, las burlas no se hacían esperar y ella me seguía viendo con cara de complicidad, no se cuánto tiempo nos perdimos pero casi de inmediato nos trajeron la cuenta, pagamos y estando a fuera del lugar dijeron que iban a irse de after, yo iba a seguirlos hasta que Gloria se puso a un lado mío y dijo que iríamos por algo de cenar y después los alcanzábamos, las burlas de nuevo resonaron en la calle, caminamos a mi auto y nos subimos a él, nos dirigimos a una taquería que ella me dijo como a 4 calles de donde estábamos.


Después de cenar, me dijo que era hora de despedirnos, yo no quería hacerlo, no sabía si iba a volverla a ver, le dije que la pasaba a dejar a su hotel, ella solo empezó a reírse y nos subimos en medio de besos y caricias al auto, me dio una dirección y llegamos, eran unos departamentos, la temperatura había vuelto a subir, no la dejaba bajar del auto hasta que vi unas luces de patrullas por el retrovisor, me dijo que la acompañara para tomar un trago, de la cajuela de mi auto saque un tinto y un whisky escoces, subimos por el elevador donde jugamos un rato más, subíamos y bajábamos tocándonos mutuamente, al entrar a su depa largue las botellas y me dedique a ella, de nueva cuenta la ropa nos estorbo y pasamos un momento muy chungón, terminamos acostados en un sillón ella posada en mi pecho, nos despertó mi celular que no se callaba, era mi amigo diciendo si podía pasar por el para llevarlo al aeropuerto porque su equipo de trabajo Salía a distinta hora que él, le comente a Gloria y me dijo que me acompañaba, en el camino seguimos jugando y dándonos tantos besos como si el mundo se fuera a terminar, pasamos a dejar a mi amigo a que tomara su vuelo y al despedirse después del abrazo me dijo “me debes una cabrón” yo solo le sonreí. A partir de ese día nos hicimos pareja con Gloria, ella pasaba algunos días en mi casa y yo algunos otros en su departamento, hasta que después de tres años nos dejamos, la chispa se apagaba, viajamos a tantos lados juntos y cumplimos tantas fantasías que debo de admitir que aun la recuerdo en las noches donde me quedo solo, ahora tengo un hijo y estamos esperando una nena con mi esposa, pero aún recuerdo a Gloria cuando alguien me dice “Feliz cumpleaños”…


martes, 4 de abril de 2017

Antes de dormir...

Parece ser que la vi, aunque se que no era ella traía su sonrisa, traía sus ojos que tanto me gustaba que me vieran, sus labios pequeños que me incitaban a besarla, pero sabia que no era ella, a pesar de que su tono de piel era, también el color de su cabello, el color de sus ojos y también los tonos que le gusta vestir en días soleados, pero no no era ella.

Su cabello un poco largo y solamente cepillado me golpeteo cuando paso a mi lado y me quedé como un pendejo observandola, traía la misma loción corporal, eso me di cuenta porqué me quedé como un pendejo parado con los ojos semiabiertos y me preguntaron porque me había quedado parado y con los ojos entre cerrados, solo atine a decir que pise mal y estaba tomando tiempo, aunque de mi ojo derecho quería salir una lágrima pero no se lo permití.

Seguí viéndola y ella también me veía hasta estuvo a punto de chocar con un letrero pero alcanpzo a reaccionar, se me quedo viendo y me regaló una sonrisa tímida como ella lo hacía, creo que se la devolví aunque sabía que no era ella.

Bien quizás sólo la imaginé en esa plaza porqué ella me había recomendado este lugar y que había prometido que iríamos, aunque ella no vino conmigo creo que fue bueno recordarla al menos por un instante.

Y justo ahora te recuerdo, antes de dormir...


miércoles, 29 de marzo de 2017

TE INVITO UNA COPA

TE INVITO UNA COPA
 Esta noche desperté sudando frió, de nuevo la pesadilla ha regresado sin embargo la realidad es más terrorífica que lo que pueda suceder en el estado onírico, definitivamente debo volver a tomar una copa, con ello podré volver a intentar conciliar el sueño evitando así tener tiempo para recordarte.
 Es cierto ya van varios años donde observe tus ojos fijos en mi y jamás logre ver que tu mano se habia soltado de la mía, errores no podría culparte yo soy la que tiene especialidad en ello, ya que entupidamente te entregue hasta el ultimo de mis versos esperando tu sonrieras decidiendo quedarte, vaya que soy inocente, aun que puede que tu pecado sea más grande ya que te atreviste a dañar a quien ciegamente te entregaba todo y de verdad fue todo, fue dinero derrochado en falsas promesas, sueños destrozados al son de tus proezas, de pronto un día decides marcharte con solo un par de palabras en tu boca, me quede pensando por varias noches “ será ella más bonita, más inteligente, con mejores cosas que yo”, son muchos años de estar en completa soledad yo realmente amo mi espacio, no se que pasaría conmigo si esa guitarra, si esos poemas, no estuvieran en mi vida ya que son el único medio por el cual estoy superando este dolor punzante, si, duele mucho, ver nuestras antiguas fotografías donde yo era tu mundo ahora tu conoces un planeta diferente con otro nombre con otras fuentes, bueno que puedo decirte el infierno por fuera puede ser un bello cuerpo de agua termal pero cuando vayas al centro estarás atrapada ante la verdad, y si con ello quiero decir que nunca terminas de conocer a una persona y siempre al inicio fingen ser buenos, caritativos, activistas, vegetarianos, aliens, todo lo que tu puedas ver interesante y adorable.
 Ahora tomo una copa tras otra intentando caer inconsciente o al menos un coma etílico, ya nada me importa, esa noche mientras lloraba perdí por un momento mi dignidad ya que esta rogando porque te quedaras, incluso en mi silencio estaba gritando desesperadamente ¡Quédate! Pero el orgullo que tienes de escudo me dijo ¡Jodete! No eres nada no eres nadie, alguien más tiene lo que se requiere pero gracias por estos años de porquería ya que tu pobreza es un obstáculo en la mía, es increíble como las personas valoran cosas sin sentido como un teléfono, ropa de marca y demás pendejadas. Mis preocupaciones desde muy joven fueron lo que tenia que comer a otro día, el si podría continuar mis estudios o si de nuevo todo mi esfuerzo se iría a la mierda, lo sé, diste lo mejor de ti, en otra ocasión tu me pediste que me quedara después de haber destruido mi corazón pero decidí sopórtalo, decidí quedarme, pero bueno cada persona es diferente yo solía pensar que eras un punto necesario para mi, solía pensar que mi familia seria contigo pero en estos momentos lo veo claro, si yo tuviese un accidente o algo por el estilo me abandonarías al minuto uno ya que eso significaría perder tu libertad y ahora lo tengo muy claro la fiesta es primero que todo, Pool party, tal vez cuando te veas en el mundo real y escuches detenidamente a cada unos de tus amigos escupir insultos contra ti, veras que yo no mentía en nada, 

Este cigarrillo que voy consumiendo se mete en mis pulmones cada vez más hondo, no tengo miedo al cáncer, tu fuiste uno y uno muy maligno, sin embargo estoy en el proceso de olvidarte, he visto a una mujer como ninguna otra, tiene unos ojos increíblemente tristes, pero a ella a diferencia de ti le encantan mis canciones, mi voz es un manjar para sus sentidos, deberías ver que piel tan blanca tiene como la nieve pura que cubre algunas montañas, ella solo camina conmigo por ratos, hablamos de diferentes temas todos excluyéndote porque bueno es parte de mi terapia, olvidarte, olvidarte y olvidarte, ella me cuenta que jamás jugaría con mi corazón como tu lo hiciste y de verdad yo le creo, es la primera vez que estoy tan segura de algo en toda mi vida. Ven mi bella dama, tomemos la ultima copa, se acabo mi cigarrillo, por fin me abraza por fin va a besar mi frente, te he olvidado en este momento, ven con tu beso mi muerte amada.

miércoles, 22 de marzo de 2017

Sin palabras

“… y por ultimo escuché
A mi familia llorar
Aquí termina la historia
De mi propio funeral…”


Existe una aparente calma, no se escuchan ruidos ni siquiera logro escuchar el bombeo de la sangre dentro de mi cuerpo, me encuentro con los ojos cerrados y no puedo sentir nada, de pronto abro los ojos y escucho como alguien está gritando y llorando diciendo “Esto no es posible, no, no, debe de existir un error”  pero al parecer el médico dice que es verdad, no hay marcha atrás, no puedo ver a la gente llorar… nunca me ha gustado, pretendo que no pasa nada hasta cuando me veo con el torso desnudo sobre una camilla y fue cuando entendí porque estaba llorando esa persona, me veo con tranquilidad como si estuviera dormido pero no me muevo, esa sonrisa un tanto sarcástica que siempre me caracterizo ahí mismo la porto, no quiero seguir, pienso que es un mal sueño, así que cierro los ojos hasta cuando pierdo la noción de mí.

Empiezo a recordar todo, estoy sentado en mi sillón favorito lo sé porque huele a mi casa, parece que traigo un aparato como de realidad virtual ya que veo en 360° hasta que me doy cuenta que lo que se reproduce es mi vida, empiezo desde la impresión de mis padres al saber que había nacido, ver la felicidad de mis padres en especial de mi madre el sonreírme y decirme cuanto me quería, después veo a unos tíos y allegados a la familia, se ven más jóvenes digamos que más de 30 años pero puedo reconocerlos, me doy cuenta que estoy sonriendo, la película sigue pasando momentos tan buenos desde travesuras con mis amigos como con mis primos, la escuela, los maestros, los compañeros, incluso pude ver cuando tome mi primera cerveza, voy admitir que sentí un poco de tristeza cuando aquella mina me dijo que no íbamos a poder seguir viéndonos, volví a ver todo, desde mi comida favorita, mi trabajo, mi escuela, mi familia, las decisiones tan acertadas que tome, unos cuantos golpes tanto físicos como emocionales, mis amigos, la gente del diario que veía, todo fue tan rápido que quería abrazar a cada uno de ellos, pero no podía regresar la cinta para volverlos a ver, de pronto vi algo que aún recuerdo, la muerte de la persona que más he querido en mi vida el ultimo puño de tierra que le eche para despedirla, sentía que iba a llorar por eso volví a cerrar los ojos y me recosté en el sillón, todo se puso negro y sentí que caí en un profundo sueño.

Abro los ojos y me veo de frente, estoy ahí acostado en un cajón de madera con un cristal que me separa con las personas que vinieron a visitarme, estoy con mi guayabera preferida y encima a la altura de mi pecho la playera de mi equipo favorito y una vela, cierro los ojos pero intento escuchar, la gente platica y entre la plática escucho mi nombre, me dicen todo, recuerdan todo de mí,  desde travesuras, borracheras, palabras de aliento, acciones, desveladas por muchos motivos, bueno un sinfín de cosas escucho y me da gusto saber que me han venido a visitar, incluso son tantos que no puedo escuchar todo, dicen tantas cosas que yo dudo incluso si fueron ciertas, sonrió un poco y escucho uno a uno de los que vienen a platicar conmigo.

Esta es la segunda noche, la gente no ha parado de venir sé que no me hubiera gustado juntar a tanta gente por este motivo pero me da gusto saber que me han venido a visitar, escucho sus plegarias y quisiera agradecer a cada uno de todos los presentes y ausentes, aquellos que hicieron posible mi estancia en este mundo, les mando señales para que se den cuenta que si los estoy escuchando, incluso tuve que tirar un cirio Pascual porque sabía que esa persona era muy incrédula, respiro hondo y cierro los ojos de nuevo.

En el acto religioso noto que mucha gente ha venido, incluso personas que no les gusta estar en ese tipo de recintos ni eventos pero me están acompañando, después veo como me suben a una camioneta y la gente empieza a desfilar camino hacia el panteón, me vienen siguiendo a paso lento muy lento, rezando, recordando, con lágrimas en los ojos y sonrisas al recordarme, en el descanso vuelven abrir el féretro, me ven por última vez y después me llevan cargando familiares y amigos, hay mucha gente, me dan las últimas palabras, me vacían una cerveza y también me avientan mi último puño de tierra, dentro de los que están alrededor veo que sin abrir la boca me dice “si vieras cuanta gente vino a despedirte, casi aseguro que te paras solo para decirnos gracias… Descansa junto con la persona que más quisiste en tu vida… Nos vemos pronto…” cierro los ojos y empiezo a tomar mi nuevo camino…

Estimados lectores, este post lo hice sin ánimo de ofender a nadie, una gran persona en días anteriores dejo este mundo terrenal y quise dedicarle una entrada sin dar detalles para evitar alguna molestia de amigos o familiares… solo quería recordarlo…

Hasta siempre hermano, algún día volveremos a retomar esas charlas y podremos decir salud nuevamente con una de Tancitaro en mano…